Un consejo sencillo, pero poco frecuente