Un hábido que tienen en común las personas adineradas